¿Cómo funciona la impresión 3D?

Por Gonzalo Martínez

Pablo Servin

En la actualidad existen diferentes métodos de impresión en 3D para llevar a cabo nuestros proyectos, muchas de las tecnologías de manufactura aditiva están disponibles a partir del 2012, y las cuales principalmente se diferencian en la forma en que las capas son construidas hasta obtener el objeto final. Las tecnologías más comunes para la impresión 3D son el modelado por deposición fundida (FDM) la cual usa el método de reblandecimiento o de fusión de material para producir las capas. Otro método de impresión 3D es la fotopolimerización con Procesamiento de luz digital (DLP), esta endurece una resina fotosensible por capas.




MakerMex siendo una empresa pionera en la impresión 3D en México se encuentra perfeccionando y desarrollando estas tecnologías de impresión. De esta manera nuestra empresa se ha posicionado en el mercado internacional con el método de FDM teniendo un gran éxito, en la actualidad se desarrolla una impresora de tipo DLP y a continuación veremos de que trata cada una.


Modelado por deposición fundida (FDM)








Las impresoras 3D que utilizan la tecnología FDM crean piezas capa por capa de abajo hacia arriba calentando una boquilla para fundir el material, esta se puede mover en ambas direcciones, horizontal y vertical mediante un mecanismo de control numérico, controlada directamente por una fabricación asistida por ordenador (CAM) extruyendo el filamento termoplástico sobre una estructura soporte.


 Este tipo de impresión es usado principalmente en el prototipado rápido tradicional. Los termoplásticos más usados en esta tecnología de impresión son Ácido poliláctico (PLA), Acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), Tereftalato de polietileno (PET). Policarbonatos y Elastómero termoplástico (TPE).




Ventajas de la tecnología FDM

  • La tecnología es limpia, fácil de usar y adecuada para las oficinas

  • Los termoplásticos de producción compatibles son estables mecánica y medioambientalmente

  • Las geometrías y las cavidades complejas que podrían ser problemáticas al usar otros sistemas se convierten en tarea fácil gracias a la tecnología FDM


Impresora de fotopolimerizacion (DLP)



La impresión con Procesamiento de luz digital (DLP) es un proceso de fabricación por adición de capas que utiliza una resina que solidifica con la luz ultravioleta y así forma los objetos 3D.

Los objetos tridimensionales son obtenidos mediante la adición de finas capas, impresas una encima de otra. Cada capa es una imagen que el proyector lanza hacia la resina generando así nuestra capa solida, la pieza que se imprime queda adherida a una plataforma la cual sube y baja para ir obteniendo las capas necesarias hasta obtener la pieza terminada.


Una vez que la pieza tridimensional se ha completado, ésta se sumerge en un baño químico que retira el exceso de resina y, posteriormente, es curada en un horno de luz ultravioleta, los aparatos que se usan para el secado de uñas puede funcionar.




Este método de impresión puede requerir el uso de estructuras de soporte que sirven para fijar volados en nuestras piezas, si es el caso estas se pueden retirar antes de curar la pieza en el horno

La calidad en este método es mucho mayor a la tecnología FDM ya que el limite de resolución es la que nos ofrece el proyector que estemos utilizando.

MakerMex en estos momentos está invirtiendo en el desarrollo de esta tecnología de impresión en colaboración con pasantes de ingeniería en Mecatrónica, de esta manera la empresa apoya a los nuevos talentos mexicanos y al mismo tiempo se amplía a nuevas tecnologías.



Sinterizado selectivo por láser

El sinterizado selectivo por láser, conocido en inglés bajo el nombre de SLS (selective laser sintering), permite imprimir objetos funcionales sin recurrir a un adhesivo intermediario o a una posterior etapa de ensamble.

La impresión se realiza capa por capa, a partir de un polímero en polvo unidos, gracias a la temperatura generada por un láser CO2, la impresora consta de dos recipientes donde uno se encentra lleno del polvo y el otro esta vació. El proceso inicia cuando el deposito que contiene el polvo sube y el vació baja, después con un rodillo desplaza el polvo que sobresale llevándolo al recipiente vacío, generando la primer capa en blanco, a continuación el láser traza la figura de la primer capa de nuestra pieza a imprimir, fundiendo el polvo y solidificandolo, de la misma manera se generan las siguientes capas hasta tener la pieza 3D terminada




 Ya que con cada capa el deposito se va llenando de polvo virgen, no se necesita generar estructura de soporte, esto permite incluso generar piezas flotantes.

 Esta tecnología hace posible la fabricación de objetos a partir de una amplia gama de materiales como metales (titanio, acero y aleaciones) y polímeros respetando las altas exigencias de las piezas funcionales, como la resistencia mecánica y la resistencia química a la temperatura. Además, este procedimiento permite obtener piezas coloreables y sin límites de forma gracias a la ausencia de soportes, logrando al mismo tiempo, un alto nivel de calidad del producto y una gran estabilidad a lo largo del proceso de fabricación.



En consecuencia, este proceso es utilizado, no solamente en el área de diseño sino también en la industria automóvil, la aeronáutica y en la ingeniería biomédica (las piezas impresas son biocompatibles).


Si tienes alguna duda por favor contáctanos, llámanos al (477) 7 58 40 97 o envíanos un correo a info@makermex.com, estaremos felices de poder escucharte.